Llámanos al 911 799 812

Abogado telefónico
Revisión de documentos
Contratos
Reclamaciones
Multas

Llámanos al 911 799 812

Abogado telefónico
Revisión de documentos
Contratos
Reclamaciones
Multas
X

Te ayudamos

¿Quieres que te llamemos?

Enviar

Manipular el tacógrafo es un delito de falsedad

La manipulación de un tacógrafo es un delito de falsedad. Así lo acaba de considerar la sala segunda del TribunalSupremo.

Para este organismo, el tacógrafo tiene todos los efectos de un documento oficial y que la manipulación de un tacógrafo supone alterar la información que contiene ese documento oficial con el objetivo claro de eludir los controles policiales y administrativos.

Así pues, los registros del tacógrafo son documentos oficiales que tienen efectos jurídico-penales. También considera que este dispositivo es un documento electrónico.

El Tribunal Supremo reconoce que el tacógrafo también es utilizado en otras funciones como por ejemplo permitir que el empresario pueda realizar un seguimiento de sus conductores.

Pero que el fin último de ellos es el control policial y administrativo. Por eso, por esta última función queda meridianamente claro, según la sala segunda del Tribunal Supremo que estamos hablando de un documento oficial.

La sentencia dice literalmente que "cuando la manipulación no tiene más finalidad que se registren datos incorrectos para sortear los controles administrativos, que será el supuesto más frecuente en la práctica, la naturaleza oficial del documento resulta indiscutible".

Multas y sanciones muy fuertes

Lo cierto es que las multas y sanciones son muy fuertes. Continuando con este caso, el Tribunal Supremo ha condenado a seis meses de prisión y a  una multa de 1080 euros por delito de falsedad documental a un camionero que colocó un imán en su tacógrafo para que no funcionara aunque en realidad estaba circulando.

El Tribunal Supremo estimó el recurso que en su día planteó el Ministerio Fiscal y ha anulado al sentencia de la Audiencia Provincial de Girona que absolvió dicho camionero.

La Audiencia Provincial de Girona no consideró que la manipulación de un tacógrafo fuera un delito de falsedad documental porque lo calificó como un documento privado que no produce ningún efecto lesivo a terceros.

Sin embargo, el juzgado de lo penal número 5 de Girona sí condenó a este camionero por falsedad.

El Tribunal Supremo ha fijado criterio ya que no existen sentencias contradictorias en las Audiencias Provinciales sobre esta cuestión.

Los artículos del Código Penal

Los jueces del Supremo han concluido que el camionero en cuestión cometió un delito que están recogido en el artículo 392 del Código Penal, en relación con el artículo 390.1.2º del mismo texto legal. 

Este último artículo describe como una de las modalidades del delito de falsedad documental "simular un documento en todo o en parte de manera que induzca a error sobre su autenticidad".

El Supremo añade que es un delito de falsedad porque se presenta un documento que no contiene información veraz relativa a una actividad comercial.

Concluye diciendo que "la instalación de un mecanismo (imán) en un tacógrafo tiene como efecto el que los datos de registro fundamentales del aparato sean necesariamente falsos en sus aspectos esenciales. Se produce la creación ex novo de un documento que induce a error sobre su autenticidad objetiva al reflejar unos datos de registro, precisamente aquellos que justifican la propia existencia del tacógrafo, absolutamente falsos y distintos de los reales. La previa manipulación del tacógrafo determina que todo el documento generado sea falso, porque expresa una realidad inexistente, con afectación directa de la función probatoria del documento en cuestión"

En resumen, que aquellos conductores de camión o autobús que manipulen sus tacógrafos pueden ser condenados a ingresar en prisión y a fuertes multas porque el Tribunal Supremo considera que se está manipulando un documento oficial que puedes ser utilizado por organismos públicos como la Policía, además de ser un dispositivo que es empleado por el empresario para controlar de manera privada a sus conductores.

 

Sobre REA

Real Euroclub automovilístico ofrece a sus socios servicios jurídicos, prestamos a través de abogados colegiados colaboradores desde asistencia jurídica básica como puedan ser consultas o revisión documental, mediación, reclamaciones, hasta procesos más complejos que impliquen demandas judiciales y representación de clientes en procedimiento judicial

Contáctanos

Llámanos al 911 799 812

¿Prefieres que te llamemos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X